Obesidad Biodescodificacion

Hola. Bueno. Ahora s me doy cuenta de que estoy iluminado. Bueno. habis visto como mejoramos, verdad que sé Tiene una sorpresa.

sabis que tiene una sorpresaé Sé Qu listos sois. Yo que quera daros la sorpresa. Pues nada, la sorpresa es que hay una frase. por detrs. Ya os digo ahora que si a la hora de firmar.

Queris que os firme esto, pues tambin. Oké Bien, vamos a lo que bamos. A lo que estamos aqu. Para m, esta conferencia es un punto de inflexin. Para m es muy importante.

Solamente veo hasta la quinta fila. Los dems. veo sombras. Pero a m me gusta mucho ver la cara de la gente, menos mal que a unos cuantos os veo la cara. Bueno, a lo que iba. Las conferencias.

Cuando empec a dar conferencias hace ya. me parece mucho tiempo, pero no hace tanto, obviamente no tena ni idea de que estara viviendo esas experiencias por una razn muy sencilla: porque no puse ninguna expectativa. Es ms, me acuerdo de que cuando me dijeron Podemos colgarlo en é.

Yo contest es que alguien las va a veré. Y resulta que los ltimos datos que me han dado hace un par de meses, son que hay ms de 18 millones de visionados de mis conferencias. A m cuando me dijeron esto me pareci como: Mandeé Entonces, solo me queda vivir esa experiencia.

Lo que s es cierto es que en todos esos aos me he dado cuenta de que todo tiene un hilo conductor. Todo tiene un hilo conductor. Y esta conferencia hace tiempo que me la propusieron. Pero yo no senta que la tena que hacer todava. Y, adems, lleva un nombre.

Que la gente no s si supone de lo que voy a hablar. Quizs sea una sorpresa. Es una conferencia, que hoy ms que nunca, soy, obviamente, el representante de Enric Corbera Institute, pero hoy la voy a hacer como embajador de paz. Es un ttulo que me dieron hace unos aos.

La dependencia emocional Enric Corbera

Gracias. Bueno. Perfecto. Ya sabis a lo que habis venidoé Sé Pues, bueno, all vosotros.

Bueno, hoy vamos a hacer una conferencia que la estuve meditando bastante, noé Porque nos vamos a meter en situaciones un poco escabrosas, un poco picantosas, pero no en plan sexual, ehé Sino picantosas en un sentido que os va a picar. Por lo tanto, yo deseo, de todo corazn,.

Que os sintis muy incmodos a lo largo de las dos horas que vamos a estar aqu, porque es una seal inequvoca de que estoy consiguiendo el objetivo que pretendo. Es un poco desnudar la mente. hasta qu punto. tomar conciencia hasta qu punto estamos condicionados,.

Hasta qu punto estamos hipnotizados y hasta qu punto seguimos proyectndonos en la pantalla del mundo en las circunstancias que nos rodean en las personas que nos rodean, y verbalizamos las cosas de una manera que hay que corregir urgentemente. Y, por tanto, el primer mandamiento que vamos a poner ahora aqu,.

Y nico, es que, a partir de este momento, est prohibido hablar de los dems. Solamente tenemos que hablar de nosotros mismos con relacin al otro. No el otro con relacin a m. Y esto es esencial.

Esta es la clave de las adicciones. Que a lo largo y a lo ancho de las dos horas que estaremos hoy aqu intentaremos desentraar para que veis, que cada uno se resite y que cada uno sepa qu es lo que tiene que hacer en su vida para que las cosas de alguna manera cambien. Muy bien, entonces, vamos a empezar.

Siempre me gusta empezar, ya sabis, con unas reflexiones. Y ya sabis que yo soy un enamorado de Carl Gustav Jung, un adelantado en su tiempo. Dice cosas que muchos decimos, entre ellos yo, y que algunos, todava hoy, en la ortodoxia, como que. como que ese seor que no existi, sabisé.

Bueno, a ese seor se le ha tachado muchas veces de espiritualista, y pienso que la ciencia en s, en general, cometi un error. Dicen que fue desde Descartes, eso a m tanto me da. Cometi un error que fue sacar de la ecuacin de la vida lo que es el fenmeno de la espiritualidad.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (935 votes, average: 0,00 out of 5)
Cargando…